lunes, 11 de agosto de 2014

Cibertormenta - Matthew Mather

Cibertormenta (Cyberstorm) de Matthew Mather es una de las novedades de la colección Nova de ciencia ficción para septiembre de 2014. Descubrí esta novela hace un tiempo a partir de los comentarios de Miquel Codony en su blog. Hace relativamente poco, de manera sorprendente, se pudo adquirir de manera gratuita en Amazon en versión original y unos pocos días después Nova anunciaba su publicación. Suficientes referencias y oportunidades para que fuera una de las lecturas de este verano.

Es una novela auto-editada y aunque he tenido experiencias muy diversas con este tipo de novelas , en un principio no es un factor determinante para que no elija una lectura. Con Howey funcionó.
Narrada en primera persona la novela nos explica cómo un ciberataque consigue colapsar Internet y, en consecuencia, gran parte de los servicios (luz, gas, agua, transportes...) de la ciudad de Nueva York dejan de funcionar durante un período importante de tiempo. Si al caos que se produce le sumamos la aparición de un par de  importantes tormentas de nieve que aíslan la ciudad, la situación problemática está servida. La historia se centra en las aventuras del narrador, su familia y un grupo de sus vecinos del bloque de apartamentos mientras intentan sobrevivir a la caída de los servicios básicos.
Me encuentro bastante cómodo en este tipo de historias de supervivencia post-apocalipsis, sea cual sea la causa del problema: La carretera de McCarthy, La danza de la muerte de King , The Walking dead de Kirkman, Mecanoscrit del segon origen de Pedrolo... después de tantas horas pasadas en situaciones comprometidas, casi se podría decir que soy un experto. Teórico, pero experto. (a nivel práctico y mirando la desolación de mi despensa creo que no llegaría a sobrevivir ni un par de días).
Hay tanta literatura sobre el tema que es difícil ser original. Creo que Mather lo consigue en algunos momentos, sobretodo por la ubicación  y por cómo plantea algunos aspectos de la supervivencia haciendo hincapié en algunos detalles poco habituales. El protagonista tiene un bebé de un año y pico, como es mi caso, y he simpatizado mucho en este aspecto con sus preocupaciones. (pañales y papillas).

La historia da que pensar y tiene bastantes detalles que indican que el autor ha repasado varias veces la obra, aunque peca un poco de tramposilla en la elección de algunos personajes, creo que debido  a la inexperiencia del autor. A nivel de ejemplo: uno de los personajes del grupo de vecinos es un fanático de la supervivencia, de manera que, ya para comenzar, nuestros protagonistas parten con un montón de material que raramente encontraríamos en una casa normal, como por ejemplo un generador, botas, máscaras,  guantes, … Uno de los refugiados a los que acogen resulta ser un genio de la informática y la ingeniería, y el portero de la finca es un ex-marine. Digamos que el grupo parte con ventaja.
Otra crítica que creo que debe recibir la novela y con la que coincido con Miquel Codony es el pobre papel del género femenino en general, totalmente pasivo en un principio, aunque va evolucionando a medida que los días pasan.
No acaba de resultarme creíble tampoco la manera que tiene el autor de introducir su opinión sobre la sociedad actual a partir de los diálogos de los personajes en momentos poco adecuados.

En resumen, una novela muy entretenida, de ligera lectura, que consigue ser original en algunos aspectos en un subgénero en el que es complicado, aunque tiene algunas trampillas de planteamiento que hacen que la valoración final sea menor que lo que el entretenimiento que genera merece. El autor ha despertado mi interés y precisamente estoy leyendo Atopia, una novela muy interesante e independiente de ésta centrada en el uso de la realidad virtual. 

Os dejo, que tengo mucho trabajo en reorganizar mi trastero: sacar todos los cacharros acumulados y ir apilando ordenadamente las raciones de emergencia, los kits de supervivencia y el generador me llevara unos días. Nunca se sabe que puede pasar. 

1 comentario: