domingo, 30 de noviembre de 2014

Marte, Stalin y enanos gigantes - Ian Watson

Últimamente tengo mucho menos tiempo del que querría para poder dedicar a la lectura y  en estas situaciones me apetece la narrativa breve. Tengo pendientes en mi lector tres antologías muy prometedoras y que me apetecen mucho que se han publicado a finales de noviembre, pero mientras estaba esperando su publicación curioseando por la plataforma Lektu descubrí la antología que os presento hoy. 

Reconozco que lo más me llamó la atención (aparte del hecho de pagar sólo si te gusta la obra y a posteriori: muy valiente) es el título de la colección: Marte, Stalin y enanos gigantes. A ver cómo relaciona estos conceptos el autor.

Desconocía la obra de Ian Watson, autor muy prolífico (aunque no le guste el término) y con muchas antologías de relatos publicadas, y el hecho de que en esta recopilación incluya "los mejores" según su opinión me acabó de decidir a darle un tiento.

Y, señoras y señores, que gran descubrimiento. Cuando leo narrativa breve prefiero las antologías de diversos autores (ni que sean todos los relatos sobre un tema), sobre todo para que haya variedad de estilos, tramas, dejes... pero en este caso los relatos son tan diferentes en ambientación, estilo y género que a menudo da la sensación de que han estado escritos por autores diferentes, aunque todos tengan un tono de humor resignado y un punto de surrealismo que es marca de la casa.


Y es que en esta colección de 19 relatos encontramos representados casi todos los géneros. Algunos relatos tienen un fondo de ciencia ficción, como Jaulas (el contacto con extraterrestres), Adelante  o Un paseo de consuelo con mi niño muerto (los dos relacionados con la nanotecnología). También está presente la ucronía en un par de relatos, relacionada básicamente con la segunda guerra mundial, como el divertido y provocador Un llamamiento a Adolf. Y también encontraremos algunas revisiones de obras de otros autores, como el mito del hombre lobo (El hombre-perro de Bucarest), el viaje al centro de la tierra de Verne (Enanos gigantes) o los mitos de Cthulhu de Lovecraft (El caminante del cementerio).
Watson se atreve también con algunos de los pilares  del cristianismo, en el genial relato Cuando Jesús baja por la chimenea, o en el inquietante La gran evasión (uno de los mejores de la antología según mi opinión).



Pero si hay un género en el que creo que destaca es en la fantasía urbana, con algunos relatos que nada tienen que envidiar a Gaiman, Pratt o al Mieville de Kraken.
En este ámbito destacaría Las lágrimas de Stalin ( una visión muy interesante sobre las modificaciones cartográficas que realizaban los soviéticos para dificultar una hipotética invasión de los americanos) o El advenimiento de Vertumnus (una crítica sobre el ecologismo llevado al extremo, relacionado con el arte y con la historia antigua europea...una joya).


En resumen: una antología muy recomendable y variada, de lectura muy entretenida y con la opción de pagar sólo si os gusta. Os animo a que os lo descarguéis y probéis alguno de los relatos que he mencionado en esta entrada. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Terra Nova 3

Terra Nova 3 es una antología de relatos de ciencia ficción recopilados por Mariano Villarreal y escritos por autores nacionales y extranjeros. Es el tercer año que se publica esta antología, y debo confesar que no he leído ninguna de las dos ediciones anteriores: cuando se publicaron estaba entre otras lecturas y la alineación de los escritores que participaban no terminó de provocarme. (aunque diversos de los relatos que me interesaban como los de Liu, Chiang, Troy-Castro o otros los leí y comenté posteriormente).

En este tercer volumen la cosa ha sido al revés: la alineación es espectacular y he estado esperando impacientemente su publicación. Pero ay...a veces las expectativas son malas compañeras, y una antología a la que esperaba marcar como excelente casi antes de comenzar ha acabado siendo, aunque incluya relatos espectaculares, un poco irregular y la acabaré valorando como notable, debido más a los escritores más consagrados que a los más noveles. 



Dos de las perlas de la antología son los relatos Mono no Aware, de Ken Liu y ¿Quien cuidará de los dioses? de Liu Cixin. Un lujo que se hayan podido traducir estos dos relatos, y todo un acierto incluirlos. Hace ya varios meses los comenté en sus entradas respectivas, por lo que no insistiré más. Geniales ambos.

El jugador, de Paolo Bacigalupi, es el relato que abre la colección. Narra la historia de un refugiado de Laos que trabaja en una redacción, donde lo más importante es conseguir visitas en las columnas escritas, pero él insiste en escribir noticias que no interesan casi a nadie. Interesante planteamiento, pero resolución irregular. No ha acabado de gustarme, pero eso no es extraño con los relatos de Bacigalupi, con los que no acabo de conectar.

China Mieville presenta La cuerda es el mundo. El relato explica la historia de la construcción, evolución y decadencia de diversos ascensores espaciales. Como siempre, las múltiples ideas que va dejando caer son geniales, pero en este relato no están hilvanadas correctamente. Parece más una lluvia de ideas para planificar alguna obra más extensa (que tendría ganas de leer, seguro) que un relato como tal. 

De Emilio Bueso me encantó su relato presente en Mañana todavía, y esperaba mucho de La próxima vez que se desate la tormenta sobre nosotros, pero me ha dejado indiferente (quería decir frío pero alguien ha hecho el chiste antes), sobretodo por una resolución brusca que, debo admitir, no he acabado de entender. También tenía muchas ganas de leer algo de Eduardo Vaquerizo (tengo Danza de tinieblas en la pila), y aunque el argumento de M34 es muy interesante (cibernética y prótesis llevadas al extremo), creo que le sobran páginas, el ritmo es lento y en algunos momentos repetitivo, no ha acabado de aprovechar los mimbres que plantea en el relato.

Prolang es uno de los relatos que más me ha gustado. Ricardo Montesinos plantea la existencia de un lenguaje que modifica los procesos cognitivos y las consecuencias de su uso. Muy acertada la estrategia para explicar la historia. De Montesinos os recomiendo también el relato El Molde y la Forma, que podéis leer gratuitamente en Maelstrom.

La policía del Karma de Jorge Baradit es un relato breve y de final impactante que me ha dejado con ganas de más. Existe una novela gráfica situada en este universo que voy a investigar. 

La decisión de Paul McAuley plantea un escenario muy interesante relacionado con el cambio climático y el contacto con extraterrestres, pero, para mi gusto, hay un exceso de descripciones en algún momento del relato, provocando que pierda interés.

Sofia Rhei fue la ganadora del concurso cuyo premio era publicar un relato en esta antología. Merecido premio, ya que el relato, Anima, es muy bueno. Presenta un futuro distópico en el que la mayoría de gente está alterada genéticamente para evitar la presencia de mutaciones y no puede reproducirse de manera natural. Anima es una de las trabajadoras en una multinacional relacionada con la reproducción, pero ella es "natural". Me ha gustado mucho el relato y el estilo, aunque el final es un poco precipitado y confuso.


Y para finalizar La epopeya de los amantes, de Miguel Santander, que ganó el premio UPC en 2012. Son dos relatos situados en épocas muy diferentes y sabiamente mezclados para conseguir un resultado final muy interesante. Uno de los protagonistas es Nikola Tesla, personaje maltratado por la historia de quien siempre es interesante leer cosas. Gran relato.

En resumen: una antología que recomiendo leer y comprar (el precio en formato electrónico es un regalo), con 4 relatos excelentes, 3 de notable alto y cuatro más flojos, que precisamente coinciden con algunos de los autores que esperaba más. Por suerte otros autores más desconocidos para mi lo compensan con creces y la media final es notable.

Nota: Ha recibido el premio Ignotus 2015 a la mejor antología de relatos.

Otras opiniones del mismo libro, un poco más entusiastas que la mía: El Rincón de Koreander , Donde termina el infinito

martes, 18 de noviembre de 2014

El problema de los tres cuerpos - Liu Cixin

NOTA: Actualizo esta entrada debido a la publicación de esta fantástica novela en castellano en NOVA, con traducción de Javier Altayó.

The three-body problem es la primera parte de una trilogía de ciencia ficción escrita por el fantástico autor chino Liu Cixin. Ya conocía a este autor, que se ha convertido en uno de mis favoritos, por la antología de relatos The Wandering Earth. El encargado de traducir este primer volumen al inglés no es otro que Ken Liu, otro de mis autores top-ten. Si no leéis en inglés por primera vez se ha publicado un relato de Cixin en castellano en la Antología Terra Nova 3, muy recomendable también (ya hablaremos de ella en la próxima entrada)
Aquí los tenemos a los dos, destilando buen rollo
Vamos al grano: es la mejor novela que he leído en mucho tiempo. Es muy completa y llena de detalles, y por tanto muy difícil de comentar evitando explicar partes del argumento importantes o simplificando en demasía su riqueza de tramas, pero voy a intentarlo. 

The three-body problem es el nombre de un juego de realidad virtual situado en un planeta imaginario en el que los ciclos solares parecen aleatorios, dificultando la estabilidad necesaria para que surja una civilización tecnológica. El objetivo del juego es encontrar los motivos de la irregularidad y intentar predecir los ciclos para aprovechar al máximo los momentos de estabilidad .

La existencia de este juego se relaciona con sucesos que pasaron en la Revolución Cultural china y sucesos que están ocurriendo en la comunidad científica en la actualidad, y Cixin, con maestría, nos lleva de la mano siguiendo la historia a través de saltos temporales de una época a la otra a través de giros inesperados en la trama hasta que al final todas las piezas encajan con suavidad y destreza.

Una de las características de la narrativa de Cixin es que acostumbra a situar pequeñas historias dentro de la trama general (el cuento dentro del cuento), cosa que hace la lectura mucho más rica y amena. Casi cada capítulo presenta estas pequeñas historias. Otra de las características es el tratamiento de las ciencias, de una forma muy divulgativa, en este caso incluso utilizando como figurantes a personajes históricos famosos para ayudar en la ambientación y en la explicación. En algunos momentos algún concepto ha sido difícil de entender (y eso que tengo formación científica), tiene un punto más hard que los relatos que ya había leído del autor. También es destacable el delicioso escrito final que Cixin escribe a sus nuevos lectores justificando su estilo literario: una perla final.

Para encontrarle algún defectillo (sin comentar el precio del ebook) algunos de los personajes masculinos no acaban de estar bien dibujados. Y el principal problema: es sólo la primera parte de la trilogía. Hacía mucho tiempo que no me quedaba con tantas ganas de continuar una historia. Por suerte en 2015 publicarán la segunda parte: The dark forest

En resumen: una lectura totalmente recomendable: pequeñas píldoras de historia, misterios científicos, alguna dosis de psicología y sociología, conspiraciones políticas  y todo bajo la posibilidad del contacto con extraterrestres.

EDIT:  La novela ha sido galardonada con el Premio Hugo 2015.

 Otras opiniones de la novela: Sense of Wonder.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Cuentos para Algernon - Año 2

La labor que lleva haciendo Marcheto en su blog Cuentos para Algernon durante estos dos años es realmente encomiable. Se dedica a entrar en contacto con escritores extranjeros de ciencia ficción y fantasía y les pide que le permitan traducir algunos de sus relatos para publicarlos de forma gratuita en diversos formatos en su blog. 


Más o menos cada mes publica uno de los relatos, y, al finalizar el año, los publica todos juntos en una antología (yo prefiero este formato conjunto para leerlos, normalmente). No estamos hablando de autores desconocidos: Tim Pratt, Ken Liu, Peter Watts y Alastair Reynolds han pasado por el blog, por mencionar algunos ejemplos muy relevantes.
Gracias a la antología del año pasado conocí a Kij Johnson y se acabó de despertar mi curiosidad sobre Ken Liu, y publiqué una entrada sobre cada uno después de leer varios de sus relatos.

El problema principal de esta antología (y de su antecesora también) es inherente al funcionamiento del blog, y es que la mayoría de los autores normalmente no ceden sus mejores relatos, cosa que provoca que el conjunto acabe siendo un poco irregular. Aún así, este segundo año también he descubierto algunos autores a los que, ni que no haya leído todavía su mejor relato, les voy a seguir la pista, como K.J.Parker, Rachel Swirsky o Matthew Cook.


Los relatos en la antología están presentados por orden de publicación en el blog, y así los iré comentando brevemente. El primer relato es Por falta de un clavo, de Mary Robinette Kowal, que fue el ganador del premio Hugo en 2011. En una nave generacional una de las IA que registra todos los sucesos de una familia sufre problemas técnicos. Un gran relato para ir abriendo boca.

El segundo relato es Prudence y el dragón, de Zen Cho. Como cada doscientos años más o menos un dragón se presenta en la ciudad de Londres y provoca que la magia vuelva a brotar. Su objetivo es llevarse a una doncella. La elegida es Prudence, una despistada estudiante de medicina. Un cuento de fantasía urbana muy dulce, con mucho sentido del humor.

En La mejor amiga de una mujer Robert Reed  plantea la posibilidad de viajar entre universos paralelos, aunque no le acaba de sacar el jugo; interesante planteamiento y escenario, pero me ha dejado a medias. Esperaba un poco más del autor de Médula.

Tom Crosshill presenta un relato que me ha recordado a Flores para Algernon, por la evolución que se provoca a un niño con deficiencias. En Mamá, somos Zhenya, tu hijo también se comenta la posibilidad de los diferentes universos. El estilo, basado en las cartas que el niño envía a su madre, no me ha convencido y la historia tampoco.

La Fábrica de zapatos de Matthew Cook es uno de los que más me ha gustado. Aunque el relato es un poco confuso  por las idas y venidas en la linea temporal, el estilo y la historia me han atrapado totalmente. Está situado en una China post pandemia donde los supervivientes registran las ruinas y edificios abandonados para encontrar bienes para cambiar.

Tim Pratt es un genio, y está presente en esta colección con dos obras. La primera es un poema titulado Romance científico. En otra vida me buscaré una novia friki para poder declararme con este poema (ahora no puedo utilizarlo porque mi mujer y yo no hablamos el mismo idioma literariamente hablando, y lo único que conseguiría seria una miradita de las suyas). En Resultados inesperados los personajes forman parte (sin saberlo) de una inmensa simulación informática para recrear y estudiar la sociedad del siglo XX. En un momento dado son informados de su situación y de que la simulación se cierra, pues el estudio se ha acabado. Otra de las perlas de esta antología.

El cazador de dragones de Merebarton de K J Parker tiene un tono histórico, mezclado con algo de fantasía. Un veterano y ajado caballero debe enfrentarse a una amenaza en sus tierras: un dragón. La historia es sencilla, pero tiene un tono de humor ácido y de resignación que me ha encantado. Otro autor a seguir anotado en la cuenta de Marcheto.  

La deuda el inocente de Raquel Swirsky no hubiese desentonado para nada en la antología sobre distopías Mañana todavía. Presenta algunas de las consecuencias del agotamiento del petroleo y la consiguiente necesidad de redistribuir y repartir la energía. Me ha dejado muy mal cuerpo, pero es un gran relato.

Los siguientes dos relatos Destino cero de Jeff Noon y Escila de Terrence Holt directamente no me han gustado. Creo que no los he entendido del todo: puede que sea culpa mía, pero creo que no hay suficiente información. 

Los últimos 4 relatos forman un Especial relacionado con el humor. El primero de ellos es el divertidísimo La llamada de La Compañía de las Tortitas, de Ken Liu. Un espía comercial intentando evitar ser capturado acaba participando en la ceremonia de una secta religiosa que no es lo que aparenta ser. 

De mat y mates, de Anatoly Belilovsky cuenta la historia de un importante descubrimiento matemático a través de una serie de múltiples coincidencias, todo mezclado con vocabulario ruso. Un poco confuso, aunque tiene algunos puntos divertidos.

Y para finalizar Oliver Bruckam contribuye con dos relatos muy breves y de nombre muy largo. Están bien, son divertidos, pero para mi gusto en este caso la brevedad no es una virtud. 

En resumen: Una colección de relatos totalmente recomendable, con varios relatos de notable alto-excelente, y algunos más flojos, pero con una calidad media muy correcta. Marcheto no recibirá suficientes agradecimientos por su labor de presentarnos la obra de autores de ciencia ficción en castellano.

Y a vosotros, ¿que relato os ha gustado más?

jueves, 6 de noviembre de 2014

Umbría - Santiago eximeno

Santiago Eximeno es un autor muy generoso con su obra. La mayoría de su narrativa breve puede descargarse gratuitamente en la red, por ejemplo en la plataforma Lektu, o formando parte de la iniciativa Maelstrom. Recomiendo encarecidamente la recopilación de relatos Bebés jugando con cuchillos, que ganó el premio Ignotus a la mejor antología en 2009. 

He disfrutado mucho de su obra, y por la patilla, o sea que cuando me enteré que publicaba una nueva recopilación, Umbría, casi me sentí "obligado" a adquirirla y me lancé de cabeza a buscarla. No fue fácil, el libro no ha tenido una buena distribución (al menos en Catalunya) y, de momento, tampoco está en formato digital.


¿Qué es Umbría? Que difícil...Umbría es... un lugar. Un lugar donde viven seres extraños y retorcidos, algunos voluntariamente y otros por error. Un lugar en el que para poder entrar (cosa que deberíais evitar a toda costa) parece que sea obligatorio tener algo roto por dentro: todos los personajes de los relatos presentan relaciones matrimoniales y familiares complicadas, perdida de contacto con los hijos, muerte de personas cercanas,... su amargura actúa como llave de Umbría. Una llave que abre paso a este extraño mundo a través de puertas insospechadas: la de un armario, la de una trastienda... 

Los diferentes relatos nos muestran pequeñas fracciones de este lugar, guiados  por  personajes que se enfrentan a lo extraño a la misma vez que nosotros. Tienen muchos una estructura parecida, aunque no por eso se hacen repetitivos. En la contraportada lo califica de fix-up, pero yo no acabo de verlo claro del todo: me falta alguna relación más clara entre todos los relatos para considerarla como tal, no sólo la omnipresente noria. Es cierto que algunos personajes aparecen diversas veces, y el relato final acaba de atar cabos, aún así hay un par de relatos que no acaban de estar relacionados con el resto. 


La antología consta de 9 relatos. Algunos destacan por encima de los demás, como LambodasUmbría, el brevísimo Souvenir: una postal (que mal rollo me ha dejado...), y los dos finales El tacto de tu piel y En el desván: tus recuerdos.

La edición está muy lograda, y la portada es espectacular, pero me ha sorprendido mucho que no haya un índice de los relatos incluidos.

En resumen: una gran antología de relatos de terror, con un estilo y escenario comunes, pero con la variedad necesaria para que no resulten repetitivos. No me extraña nada que haya ganado el premio Nocte de este año. A partir de ahora voy a pensarme mucho qué puertas abrir, y, por descontado, no creo que me vean más subir a una noria. Por si acaso.

Otras opiniones sobre esta novela : ccyberdark 

lunes, 3 de noviembre de 2014

El Marciano - Andy Weir

De bien nacidos es ser agradecidos, así que antes de empezar quiero agradecer a  Ediciones B que me proporcionaran una copia de la novela para poder comentarla en el blog. Es la primera vez que me llega una novela de esta forma, todavía no llevo un año en esto de la blogosfera, y me hace especial ilusión que sea de la colección NOVA, que es la que tiene mayoría absoluta en mis estanterías. 

El Marciano es una novela autoeditada; últimamente he tenido bastante éxito cuando he leído novelas de este estilo: La trilogía del Silo de Hugh Howey o  Cibertomenta de Matthew Mather son dos claros ejemplos. Igual que las dos novelas anteriormente mencionadas, se está hablando de un proyecto para llevarla al cine, en este caso dirigido ni más ni menos que por Ridley Scott.

 
La historia es una mezcla de Robinson Crusoe, McGyver, Gravity, y Apollo XIII (la comparación no es mía, pero realmente es muy acertada). Mark Wattney es uno de los astronautas de la tercera expedición a Marte. Después de un accidente es dado por muerto por sus compañeros, que deben abandonar el planeta a toda prisa debido a una tormenta marciana que sobrepasa la capacidad de resistencia de su campamento. Solo en el planeta rojo debe usar todos sus conocimientos de ingeniería y botánica para sobrevivir aprovechando el material del campo base hasta que llegue la cuarta expedición, un par de años después. 

Andy Weir ha planteado la estructura de la novela a partir de las entradas del diario de Mark donde explica los diferentes problemas a los que se enfrenta y las soluciones que se le ocurren (habrá lectores que no disfrutarán del exceso de datos numéricos que proporciona). Periódicamente aparecen escenas situadas en la Tierra, o en la nave de la expedición a la que pertenecía Mark en su regreso. La estructura está muy bien planeada para agilizar al máximo la lectura y mantener la intriga, y Weir lo consigue claramente. La novela es adictiva y muy entretenida, un pasapáginas, la he leído en un fin de semana. La considero más que una buena novela de ciencia ficción una buena novela de aventuras, un entretenimiento muy recomendable para pasar un buen rato.

A pesar de lo bien que me lo he pasado leyéndola me he resistido a valorarla con un excelente, porque tiene un defecto importante en mi opinión. El defecto es el protagonista y su forma de encarar la situación ( en la página 150 ya había decidido que no quería que Mark sobreviviese mucho tiempo más...). Weir ha planteado al personaje con un gran sentido del humor, propenso a la bromita fácil, y, en la situación en la que se encuentra, considero que muchos de sus comentarios en los diarios son poco creíbles. Hay un exceso de coloquialismos, interjecciones y a veces he tenido la sensación que al lector se le menosprecia por la forma cómo explica algunas situaciones o hace recordatorios. Tampoco esperaba una excesiva trascendencia, pero el personaje principal actúa de manera un poco frívola en mi opinión.
En resumen: una muy entretenida y ingeniosa novela de aventuras con un escenario espectacular, el planeta Marte, de muy ágil lectura y a la que le falla según mi gusto el carácter del protagonista, demasiado exagerado. 

Otras opiniones de la novela, muy diferentes: Sense of wonder , La casa de El