domingo, 12 de marzo de 2017

The Collapsing empire - John Scalzi

Hace tiempo que no hacía una entrada conjunta con otro blog, y con dos simultáneamente va a ser mi primera vez. La situación lo merece; no siempre John Scalzi inicia una nueva saga de space-opera. Es un placer compartir hoy el comentario de The Collapsing Empire con Antonio Díaz en Sense of Wonder y con Leticia Lara en Fantasticaficción.

Los lectores habituales del blog ya sabéis que soy un gran fan de la obra de John ScalziPocas veces me decepciona, porque sé lo que busco cuando leo una de sus novelas: entretenimiento, diversión, una historia de lectura rápida explicada básicamente a base de diálogos y un sentido del humor peculiar que a veces se le va de las manos (aunque por fortuna no es así en esta ocasión). 
Aunque presenta buenas ideas y libros originales en otros géneros, Scalzi acostumbra a sobresalir en la space-opera, de forma que su obra más importante es la Saga de la Vieja Guardia, formada por 6 libros. He leído 5, y aunque me han gustado todas (con más o menos entusiasmo) creo que el universo ya estaba un poco desgastado, por tanto considero todo un acierto que haya inaugurado una nueva saga con la novela que os presento hoy, The Collapsing Empire.
Es una novela de introducción a un nuevo universo, por tanto el autor tiene que hacer un esfuerzo para conseguir que el lector se sienta cómodo en el nuevo escenario y presentar a todos los personajes (que son varios; es una historia bastante coral). Tiene la ventaja de que representa una novedad, por lo tanto despierta interés,  y en este caso el inconveniente que la trama queda un poco floja y acelerada en la parte final (y incluso hay algún pequeño error de planteamiento que no me ha convencido). 
La humanidad se ha expandido por la galaxia gracias al descubrimiento de The Flow, un campo que permite el viaje rápido entre las estrellas. Hay pocas puertas de salida y entrada de este campo, y en estas zonas, siempre que haya un cuerpo celeste sólido cerca, la humanidad se ha instalado en él, aunque solo hay unoEnd, que sea un planeta del tipo terrestre en el que podamos vivir sin protección en su superficie. Por tanto, la mayoría de los seres humanos viven en hábitats artificiales en la superficie de los satélites o planetas, o en estaciones orbitales, ya que el contacto con la Tierra se perdió hace mucho tiempo.
La humanidad está organizada en una Interdepency, en la que cada asentamiento humano se especializa en un tipo de recurso, y para el resto depende del comercio con las otras colonias. Cada asentamiento, y por tanto cada recurso, está regentado por una familia noble (esta estructura me ha recordado a Luna, de Ian McDonald), y una de estas familias, afincada en el planeta Hub, que está ubicado en el eje central de the flow, es la que gobierna la Interdependency
La historia se inicia con la muerte del emperador y la llegada al poder de su hija, que no está preparada para ello, ya que su hermano, el que era el heredero, ha muerto en un accidente. Como el título de la novela nos indica, el imperio va a desmoronarse porque va a producirse un cambio en el campo que permite el viaje entre los asentamientos humanos que va a dejarlos aislados lenta e inexorablemente.


La trama se centra más en conspiraciones políticas y argumentos relacionados con la economía y el comercio que no en la acción, cosa que me ha parecido muy interesante, aunque hay un par de escenas de acción muy emocionantes. Como ya he comentado antes es una historia coral, y especialmente femenina. La mayoría de los personajes fuertes son mujeres, y los hombres quedan relegados a papeles más sibilinos, o a aquellos a los que tienen que sacarles las castañas del fuego.
Durante la primera mitad del libro el ritmo es perfecto, y la historia muy entretenida y adictiva. Hay dos o tres detalles de este nuevo universo que me han parecido geniales, pero que no puedo comentar para evitar hacer spoilers (aunque el título ya es un spoiler en si mismo). Lamentablemente, la trama pierde fuelle en la parte final.

En definitiva, una novela ligera y entretenida que nos presenta un universo lleno de posibilidades, repleta de buenas ideas y de personajes con carisma. Es una novela que introduce un nuevo universo, y creo que ha priorizado este aspecto en frente de la historia en sí, y eso ha repercutido en el desarrollo de la trama, que no ha acabado de convencerme del todo. De todas maneras, cuenta con un lector seguro para la segunda parte, The last Emperox.

4 comentarios:

  1. Hola :) Veo que te ha gustado más que a Antonio. Particularmente como le he dicho no he leído nada de Scalzi y tengo intención de ponerme con La vieja guardia, como siempre se dice, mejor empezar por los clásicos. Tengo interés también en ese de flash fiction que os vi hace un tiempo. Este no me termina de atraer, pero si que lo veo como una lectura entretenida. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sin duda tienes que leerte los dos primeros. A partir de ahí no creo que sea necesario. Un saludo.

      Eliminar
  2. A Scalzi no he terminado de cogerle el punto, tiene buenos momentos, pero siempre hay algo que no me termina de convencer. De todos modos si la sacan en castellano no descarto darle una oportunidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo..tienen pendientes todavía algunas de sus últimas novelas más famosas y exitosas como Lock In

      Eliminar