miércoles, 27 de septiembre de 2017

Lo Bueno si Breve...8

Nota: Esta es mi colaboración con la revista Supersonic nº8. Ya estáis tardando en descargarla, está llena de entrevistas jugosas, secciones interesantes y relatos espectaculares de autores de la talla de Ricardo Montesinos, Bandinelli, Alicia Pérez Gil, Caroline Yoachim, Catherine Valente, Brooke Bolander, José Antonio Cotrina o China Mieville.

En el artículo de esta edición voy a comentar las obras de narrativa breve ganadoras de los tres grandes galardones internacionales: El Locus, el Nébula y el Hugo.
Una vez leídas las historias  y viendo el elenco de ganadores, tanto de narrativa breve como de novela, me han llamado la atención algunos aspectos de los que me apetece hablar antes de entrar en detalle en cada relato. En primer lugar, me ha sorprendido la unanimidad que ha habido tanto en la categoría de relato corto como en la de novela breve: la misma obra ha ganado los tres premios (menos trabajo que tendré para hacer este artículo).
También me ha sorprendido la poca presencia de la ciencia ficción en las temáticas de las historias ganadoras. Casi todas son obras de fantasía y se basan en la presencia de la magia, y el planteamiento de algunas de las historias es sorprendentemente parecido.
Y finalmente, creo que es obligatorio comentar que la mayoría de historias ganadoras han sido escritas por mujeres, mujeres de varios orígenes étnicos, precisamente lo contrario de lo que deseaban los instigadores de las campañas de SadPuppies y RabidPuppies en los premios Hugo (No querías caldo, pues toma dos tazas…). En parte creo que los resultados de los premios de los últimos años son consecuencia de una reacción contra este tipo de campañas.
Tengo curiosidad por ver si esta tendencia también se va a reflejar en los premios nacionales. Lo cierto es que en los últimos años han aparecido diversas iniciativas para ayudar a visibilizar la obra de las autoras de ciencia ficción y fantasía, y también ayuda la apuesta por publicar autoras de algunas editoriales de reciente aparición. La verdad es que en las redes sociales hay cierta polémica alrededor de estas iniciativas, en algunos casos desagradable y poco acertada, según mi criterio, por las dos caras de la moneda de la situación. Hay quien ridiculiza a estas iniciativas y hay quien deja ver que, si no las apoyas activamente, eres parte del problema. Los extremismos me desagradan, pero bueno, me estoy metiendo en un jardín que no tiene nada que ver con el objetivo de esta sección, así que voy a centrarme en los relatos.
 
Aunque ahora que lo pienso,  la temática de la ganadora de los tres premios en la categoría de relato corto (short story), Seasons of Glass and Iron, puede levantar alguna ampolla.  Amar El-Mothar se basa en la estructura de los cuentos clásicos para tejer una historia en la que las mujeres protagonistas luchan contra las imposiciones a las que se ven sometidas. El estilo de la autora tiene un cierto aire poético, y la historia, llena de detalles e imaginación, me ha parecido muy bien resuelta.



La gran ganadora del año según mi criterio es SeananMcGuire, con su excelente novela breve Every Heart a Doorway, que ha conseguido triunfar también en los tres premios. El universo que ha creado esta autora es espectacular, tan rico y con tantas posibilidades que ya ha ambientado en él dos novelas breves más. La historia se ubica en una residencia para jóvenes algo peculiares. Son jóvenes que en su momento encontraron puertas hacia otros mundos mágicos y desaparecieron en ellos durante un largo periodo de tiempo, pero que han acabado regresando. Muchos de estos jóvenes se mueren de ganas de volver a esos mundos, y llevan muy mal adaptación a nuestra sociedad, por eso acaban ingresando en esta residencia, regentada por una mujer que también ha vivido esta experiencia. Me ha parecido espectacular la clasificación de los diversos tipos de mundos mágicos y la riqueza de los personajes secundarios (no así la de la protagonista principal, algo sosa). La historia ha cosechado un éxito totalmente merecido. Alianza editorial la va a publicar en castellano en breve, en su colección Lee Runas.

La categoría de la relato largo (novelette) es en la que ha habido más variedad. El Locus se lo ha llevado Alyssa Wong con su historia You’ll surely drown here if you stay. La historia está ubicada en el far-west, en una colonia minera en la que vive un joven huérfano con poderes, que siente fuertemente la llamada del desierto. La historia tiene un buen comienzo, pero pierde fuelle poco a poco y las piezas no acaban de encajar. Una historia de magia ancestral que no me ha convencido.

En cambio el relato ganador del Hugo, The tomato thief, de Ursula Vernon, con una ambientación y un estilo parecido, me ha encantado. La entrañable protagonista es una viejecita que vive muy cerca del desierto, y que tiene un microclima en su jardín que le permite cultivar unos tomates muy apetitosos, los mejores de la región. El robo de algunos de los tomates por un ladrón muy particular desencadenará una historia llena de imaginación y magia que me ha recordado al mejor Gaiman. Hay que destacar la originalidad de relacionar los trenes con la magia. Totalmente recomendable.

El único hombre galardonado este año ha sido el que ha escrito la única historia de ciencia ficción. No sé si me atrevo a sacar alguna conclusión de este dato. William Ledbetter ha escrito una historia muy amena y llena de tensión, con un cierto toque a la ciencia ficción más clásica, pero con aspectos modernos, una mezcla muy interesante. The Long fall up narra la lucha de una madre para poder gestar y dar a luz a un hijo en gravedad cero. La ley lo prohíbe, ya que los niños nacen con muchas deformidades, y la natalidad está controlada por la administración. Dispuesta a demostrar que los nacimientos pueden ser normales se embarca en un viaje orbitando la estación espacial en la que vive, un viaje que durará un poco más que el tiempo de gestación. El protagonista principal de la historia es el piloto de la nave que viaja con el objetivo de interceptarla y detenerla. Me ha gustado mucho cómo ha estructurado la historia, y la relación entre el piloto y la IA de su nave. Un relato excelente.

A finales de año ya conoceremos los ganadores de los premios nacionales. En el próximo número los comentaremos. ¡Salud y buenas lecturas!

domingo, 24 de septiembre de 2017

Tres novelas breves

Lo prometido es deuda. Llevaba varias entradas casi consecutivas de novelas breves escritas en inglés (básicamente de la editorial Tor), y para variar un poco hoy os presento tres novelas breves escritas en castellano que creo que pueden resultar de vuestro interés y que he descubierto gracias a la plataforma digital Lektu.

Horizonte 6 de Caryanna Reuven es una colección de 4 relatos que tratan sobre el mismo fenómeno, pero desde diferente punto de vista (creo que clasificarlo como fix-up no sería correcto). Tres de ellos están claramente relacionados, pero uno un poco más por los pelos y parece más bien una historia independiente a la que se ha añadido algún detalle para encajar en este conjunto (cosa que no implica que la historia esté mal, de hecho, es la que más me ha gustado).
A mi me ha parecido una lectura muy entretenida, pero no me atrevo a recomendarla sin matizar. Los temas que toca la autora en los relatos son de los que más despiertan mi interés: naves coloniales, primer contacto, exploración de exoplanetas... pero creo que para lectores que no estén acostumbrados a cierto vocabulario relacionado el exceso de tecnicismos puede ser un problema (me ha recordado algunos momentos a las historias de Apollo quartet de Ian Sales). Y también hay algunos detallitos que chirrían, como los nombres de los personajes alienígenas, pero creo que son pequeños errores de escritora novel. Podéis conseguir la historia a través de pago social aquí.


No acostumbro a conectar con las historias que dan mucha importancia a la relación amorosa entre los protagonistas, y más si es muy al inicio de la historia y no me ha dado tiempo a conectar con ellos. Con El tren, de Teresa Mira de Echevarría me ha vuelto a pasar. Por suerte no abandoné la lectura y pude disfrutar de una buena novela breve llena de detalles y de imaginación. 
La historia está situada en un planeta colonizado por los humanos, pero con presencia de vida inteligente con la que nos podemos hibridar. Un destacamento militar explora este mundo viajando sobre dos lineas metálicas paralelas de origen desconocido utilizando un tren fabricado para la ocasión. Los protagonistas son el jefe militar de la operación y su segundo al mando, que mantienen una relación amorosa peculiar.
Al principio me costó entrar, durante gran parte de la historia estuve enganchado y el final me desconcertó. Me gusta la idea que quiere representar, pero no lo acabo de visualizar. Ya me pasó con el relato de la autora que ganó la primera edición de Alucinadas, puede que sea que no acabo de conectar con su estilo, aunque me parece interesante. La novela la ha publicado Café con Leche, y la podéis descargar aquí.
Hacía tiempo que no leía nada de fantasía épica y tenía curiosidad por la obra de Víctor Blanco, o sea que  descubrí Tiempo de matar en el momento justo. La descripción más fiel que me viene a la mente es  que es una historia Abercombriana. Es una historia grim-dark, llena de violencia, magia, luchas sangrientas y personajes resignados que están de vuelta de todo pero que deciden continuar luchando para sobrevivir. 
El protagonista formaba parte de una tribu de la que decidió huir de forma voluntaria, y ahora sus antiguos compañeros de armas le acechan y le persiguen. En su huida llegará a una zona en la que conviven diversas culturas que están en conflicto, en el que tendrá que involucrarse para poder sobrevivir. La historia es muy entretenida, sin pausa para poder respirar, y la he disfrutado mucho, aunque a mi la violencia y la sangre me gusta que me la aderecen con ambientación, política y personajes más profundos. Sé que en el formato de novela breve es pedir demasiado. Aunque en este tipo de historias es difícil ser original, me ha gustado especialmente el uso de la magia. La novela la ha publicado Ronin Literario, y la podéis descargar aquí.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Dos novelas breves de Tor - IV

Hoy toca otra entrada que agrupa un par de novelas breves de la editorial Tor, como viene siendo habitual últimamente. Tengo preparadas un par de entradas sobre novelas breves escritas en español para cambiar esta dinámica y variar un poco, pero estas dos lecturas realmente me apetecían y han escalado en la programación del blog. Lástima que una de ellas me haya decepcionado mucho.

Acadie es la última novela de David Hutchinson, y la he valorado de forma muy positiva debido, sobre todo, a que ha sido capaz de sorprenderme en muchos momentos. La historia está situada en un futuro lejano en el que la humanidad ha colonizado diversos mundos parecidos a la tierra. Un organismo gubernamental decide, después de enviar sondas por todo el espacio cercano a la Tierra, cuáles son los planetas que recibirán las naves coloniales. Un grupo de científicos, disconforme con la política de expansión, se apropia de una nave colonial y se convierten en una colonia prófuga, con una sociedad liberal en la que las modificaciones anatómicas y fisiológicas están al orden del día. El protagonista es el presidente electo de la colonia, que debe tomar una decisión cuando una sonda de la Tierra logra atravesar sus defensas perimetrales y los localiza.
La historia es muy entretenida, llena de imaginación, momentos de especulación muy interesantes y momentos con mucho sentido del humor (algunos un poco surrealistas), pero lo que más he valorado es la sensación de un final que me deja con muy buen sabor de boca (aunque creo que el escenario daba para una historia de mayor longitud). Es una historia excelente merecedora de ser finalista en los grandes premios, pero viendo el poco peso que tienen las historias de ciencia ficción en los últimos años, no me atrevo a apostar por ello.

Taste of Marrow es la segunda parte de la novela River of Teeth, de Sarah Gailey. Es una ucronía en la que los Estados Unidos instalan granjas de hipopótamos en el Mississipi durante el siglo XIX para suplir las carencias de alimento de la población. La ambientación, el estilo de la novela y los personajes, originales por su diversidad de estilos, orientación sexual y capacidades me encantaron y esperaba esta segunda parte con muchas ganas. La definí como unos Siete magníficos dirigidos por Tarantino, pero con hipopótamos en lugar de caballos.
Es una lástima que todas las virtudes de su primera parte se hayan esfumado. El escenario es el que es, no añade nada nuevo, y los protagonistas se dedican a vagar por él sin excesivo sentido durante toda la historia para llegar a un final que me ha dejado frío. Los hipopótamos de los personajes, que con su diversidad daban también un punto extra a la historia, se convierten en presencias anecdóticas. La trama se centra en las relaciones amorosas entre los protagonistas, y me quedo con la sensación de que una de las principales virtudes de la historia sea que uno de ellos es no-binario (el hecho de que utilice la tercera persona del plural para referirse a este personaje me desconcertó en la primera novela, en esta ya estaba acostumbrado, aunque no facilita la lectura). 
En fin, una decepción. No sé si habrá continuaciones de la historia, pero que no cuenten conmigo.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Sea of Rust - C Robert Cargill

 ¿Como puede uno resistirse a una historia en la que los robots causan la destrucción de la humanidad y deben sobrevivir en un escenario post-apocalíptico? Si es que van provocando... En algunas webs definen a Sea of Rust, de C Robert Cargill como la historia de Wall-E pasada por el tamiz de Black Mirror. Como definición me parece genial, pero no creo que tenga nada que ver con lo que ofrece esta novela tan interesante y entretenida. Me inclino más por una mezcla entre Mad-Max y Fallout protagonizada por robots.
Resumiendo mucho y sin spoilers: los robots han eliminado a los seres humanos tras una lucha cruenta. Tras la victoria, algunas IA crean mentes colmena absorviendo las mentes de los robots. Quedan ya pocos robots libres, y los que quedan compiten por las pocas piezas de repuesto de sus respectivos modelos. Brittle era un robot diseñado para ser cuidador de personas enfermas, pero ahora sobrevive canibalizando y vendiendo los restos de robots que "mueren" y dejan de funcionar. La historia se inicia cuando pasa a ser presa de un grupo de cazadores que codician sus piezas.
En la primera mitad del libro los capítulos de las correrías de Brittle se intercalan con capítulos que narran la rebelión de los robots y las luchas posteriores entre las grandes mentes colmena. Algunas opiniones que he leído de esta novela destacan que esta parte está demasiado llena de info-dumps y ralentiza la lectura. A mi me ha gustado mucho cómo el autor consigue explicar los motivos del alzamiento de los robots, y se me ha hecho corta esta parte de la historia.
Cada vez me cuestan más las escenas de acción en las novelas y habitualmente me sacan de la historia, pero en este caso no ha sido así: las acción, que tiene un papel muy importante en la trama, está muy mesurada y consigue crear tensión.
La historia es claramente de ciencia ficción, pero tiene muchos elementos de la fantasía épica: el grupo de personajes diversos que coinciden sin querer, sus relaciones de odio y amistad, el viaje hacia un objetivo que permitirá cambiar las normas establecidas, ... En algunos momentos si en lugar de diversos tipos de robots me hablan de elfos y enanos casi me lo hubiese creído.

Creo que la novela tendrá éxito, y considero que es un buen material para algunas editoriales españolas. Pero no la clasifico como excelente por un aspecto que en muchos momentos me ha chirriado durante la lectura. Creo que el autor da demasiada humanidad a los personajes. Sus reacciones e interacciones son demasiado humanas, les falta frialdad y en algunos casos racionalidad, y eso acaba desdibujando un poco el escenario de la novela, que es una de sus mejores características. También puede ser que con la edad yo me vuelva cada vez mas tiquismiquis y tenga que encontrarle una pega a todo...
En resumen: una novela original por el planteamiento y el escenario, entretenida, con sentido del humor y con escenas de acción llenas de tensión. Totalmente recomendable.